Ruta el Gran Círculo de los parques nacionales de la Costa Oeste de EEUU

Os presento a Xabier, que tras pasar por el blog organizó un viaje de ensueño por la Costa Oeste de Estados Unidos. Pero no hizo el recorrido turístico que todos hacen cuando viajan por primera vez. Se decantó por hacer en solitario el «Gran Círculo de los Parques Nacionales del Oeste Americano«. Una región circular que abarca principalmente los parques naturales de Utah y Arizona, con la ciudad de Las Vegas como punto de inicio y final del viaje.

Le pedí que a la vuelta describiera su aventura en solitario para compartirla en Viaje Costa Oeste. El documento escrito y fotográfico de su viaje es de un valor incalculable, puesto que detalla todos los horarios que mantuvo durante el viaje, con lo que podemos deducir y sacar conclusiones para saber como organizar las jornadas. Os dejo con Xabier.

Ruta el Gran Círculo de los parques nacionales de la Costa Oeste

¡Hola! Me llamo Xabier, soy natural de Zizurkil, un pequeño pueblo de 3.000 habitantes situado en la provincia de Gipuzkoa, a 20km de San Sebastián. Tengo 37 años y una de mis pasiones es viajar. Os voy a hablar de un viaje que acabo de realizar por los Parques Naturales de Nevada, Utah y Arizona. Siempre he querido ver in situ maravillas como el Gran Cañón, Bryce Canyon o Monument Valley. Empecé a buscar información en internet sobre los Parques Nacionales de la Costa Oeste. Estuve mirando varios blogs hasta que me llamó la atención la cantidad de información reunida en viajecostaoeste.com

Encontré todo tan ordenado, detallando qué ver en cada estado, cada parque, que el blog enseguida se convirtió en mi mejor herramienta de viaje. Me daba igual en que época viajar, pero haciendo caso a las recomendaciones de Delfi, pensé que Abril y Mayo serían muy buenas fechas para visitar todos los parques que tenía en mente.

El año anterior ya estuve en San Francisco y el Big Sur, así que para este año pensé en profundizar más en los estados de Utah y Arizona. Sabía que me iba a dejar en el tintero maravillas como Yosemite o Yellowstone, pero todavía soy joven y sé que tarde o temprano acabaré visitándolos.

Aprovechando que el 1 de mayo es festivo, y el 30 de abril puente, utilicé mis 15 días laborables disponibles para acabar completando un viaje de tres semanas completas. He de decir que acerté de pleno con las fechas. Temperaturas súper agradables, cielos súper bonitos con muchas nubes y cero precipitaciones los 20 días que duró mi aventura.

parques nacionales de la Costa Oeste de EEUU

27 de abril: Llegada a Las Vegas

Llegué a Las Vegas a las 19:20 tras una paliza de 15 horas de vuelo desde Bilbao. Cogí el primer taxi que vi para llegar al hotel. Por 25$ (propina incluida) y en solo 20 minutos, ya estaba haciendo el check-in en el Hotel Fortune. Aunque llegué muy cansado, las luces de Las Vegas me tentaron y salí a dar una vuelta por el Strip. Subí al mirador del Hotel París-Las Vegas para tener una primera impresión de la ciudad. Las vistas allí fueron espectaculares.

parques nacionales de la Costa Oeste de EEUU - LAS VEGAS

28 de abril

Las Vegas ➡ Valley of Fire ➡ Hurricane

Después de desayunar en el Hotel Fortune, me fui andando hasta el Hotel Mirage. Allí, en el mostrador de Avis, recogí el vehículo que tenía reservado, un Nissan Rogue SUV 4X4 y sin demora partí hacia Valley of Fire, no sin antes hacer una parada en el famoso letrero “Welcome to Fabulous Las Vegas”.

Hacia las 12 del mediodía me puse en marcha. Una hora después, ya estaba pagando los 10$ que costaba la entrada de Valley of Fire. Estuve alrededor de 6 horas en este parque. Llevaba en mente dos sitios de visita obligatoria, “Elephant Rock” y “Fire Wave”.

El primero de ellos, una roca que como bien dice su nombre tenía forma de elefante. Muy fácil de localizar, ya que los yanquis te marcan cada mirador, cada roca que llama la atención con un letrero bien claro. Aparqué el coche en el parking que indica “Elephant Rock” y solo tuve que seguir las indicaciones que marcaba el sendero. En 5 minutos a pie llegué a esta curiosa formación rocosa. Lo mismo con “Fire Wave”. Aparcar el coche en el parking más cercano y en 20 minutos ya me encontraba lo que a la postre sería uno de los sitios más guapos que visité en todo el viaje. Estuve una hora y media sacando fotos, disfrutando con el mero hecho de estar allí, sentado encima de aquella maravilla de la naturaleza.

Sobre las 7 de la tarde emprendí el camino hacia el coche, ya que desde “Fire Wave” hasta mi siguiente hotel en el pueblo de Hurricane, se tardaba alrededor de hora y veinte minutos. Compré provisiones de camino en una gasolinera y para las 9 de la noche ya me encontraba en el Hotel Days Inn en Hurricane. Pero con el cambio de hora al pasar del estado de Nevada a Utah perdí una hora que tuve que adelantar en el reloj, pasando de las 9 a las 10 de la noche.

parques nacionales de la Costa Oeste de EEUU - VALLEY OF FIRE

29 de abril

Hurricane ➡ Zion National Park ➡ Hurricane

Después de desayunar, sobre las 08:30 am emprendí el camino hacia Zion National Park, que según el GPS se encontraba a 34 minutos de Hurricane. Compré el anual pass por 80$ válido para todos los parques nacionales en las garitas de la entrada al parque. No lo pude comprar en Valley of Fire porque este parque es estatal y no nacional.

Hay dos excursiones estrella para realizar en Zion: “The Narrows” y “Angels Landing”. Solo tenía previsto dedicarle un día a Zion, así que opté por hacer uno de los senderos más espectaculares que he hecho en mi vida, el Angels Landing.

Con un cielo nublado y una temperatura agradable de 23º, a las 10am cogí el autobús que me dejaría justo en el comienzo de la caminata, en la parada llamada The Grotto. Alrededor de la una del mediodía ya estaba en la cima. Me  lo tomé con calma. El lugar lo merecía, era domingo y había un montón de turistas arriba y abajo. Piqué algo allí arriba de las provisiones que compré el día anterior y empecé a bajar.

Una vez abajo miré al reloj y todavía eran las 14:45 de la tarde. Como ya había realizado la excursión prevista y tenía tiempo de sobra, cogí el coche y me fui a otro mirador recomendado en el libro “Viaje Costa Oeste EEUU”, el “Canyon Overlook”. En veinte minutos caminando tranquilamente llegué a este bonito mirador proporcionándome una perspectiva distinta de Zion.

A las 16:00 de la tarde di por finalizada la visita a este precioso parque. Una hora más tarde, ya me encontraba de vuelta en el Hotel Days Inn en Hurricane. Al día siguiente visitaría Bryce Canyon, que se encuentra a 2 horas y 20 minutos de Hurricane. Aunque podía haberme marchado hasta Bryce para hacer noche allí, ya que al final me sobraron horas de luz. Pero pensé que después que hacer una caminata como “Angels Landing”, no tendría muchas ganas de conducir tanto tiempo, y más viajando solo, sin tener relevo al volante.

parques nacionales de la Costa Oeste de EEUU - ZION NATIONAL PARK

30 de abril

Hurricane ➡ Bryce Canyon

Tenía un montón de cosas apuntadas para ver en Bryce Canyon, Sunset point, Sunrise point, Navajo Loop Trail, Queens Garden Trail, Thors Hammer, Inspiration point, Bryce point, Natural Bridge, Agua canyon… Muchas cosas para ver en un solo día. Delfi me tranquilizaba comentándome que me daría tiempo de sobra, pero no las tenía todas conmigo y me pegué el primer madrugón del viaje.

Teniendo en cuenta que me encontraba en Hurricane, a 2 horas y 20minutos de Bryce, puse el despertador a las 4:30 de la mañana. Ya que tenía el desayuno incluido, la noche anterior pedí a los recepcionistas del hotel Days Inn que me prepararan algo de fruta para el camino. Me dieron dos manzanas, dos naranjas y dos yogures.

A las 5 de la mañana ya estaba al volante de mi Nissan Rogue dirección Bryce Canyon. A las 7:30 ya estaba cruzando la barrera que indica la entrada del parque. Como aún era muy temprano, las barreras estaban levantadas y la cabina cerrada, así que continué hasta el Visitor Center.

A las 8 en punto de la mañana me encontraba en Sunset Point, listo para empezar el primer recorrido que tenía programado para el día, el Navajo Loop Trail.  Nada más empezar a descender, ya tenía delante de mí uno de los pináculos más curiosos del parque, el Thors Hammer.  Entre una foto y otra, enseguida enlacé con el Queens Garden Trail. Estaba maravillado con el entorno y me entretuve mucho con las fotos. Llegué a las 11:30 a Sunrise Point,  que es el punto donde termina el recorrido Queens Garden Trail.  Os aseguro que se tarda muchísimo menos tiempo en recorrerlo, pero la belleza del lugar me hizo entretenerme con las fotos.

A continuación llegaron Inspiration Point, Bryce Point, Natural Bridge, Rainbow & Yovimpa Points.  Al final Delfi tenía razón. Eran las 16:00 de la tarde y ya había visitado todos los Points y Trails que tenía apuntados en mi cuadernillo de viaje. Y como aún me quedaban unas horas de luz, me animé a hacer una pequeña parte del recorrido  Peekaboo Loop Trail. Cuando ya llevaba alrededor de una hora caminando decidí dar la vuelta de regreso.

Entre tanta fruta y sándwiches ya me apetecía por fin comer algo caliente y mi primera comida como dios manda fue en el Foster´s Family Steak House.  Un platazo de pasta con gambas y brócoli, seguido de otro plato de Rib Eye con patatas y espárragos trigueros saciaron mi hambre. Después de un día tan agotador, agradecí enormemente que mi siguiente hotel estuviera a tan solo 5 minutos del parque, el Bryce View Lodge.

parques nacionales de la Costa Oeste de EEUU - BRYCE CANYON

1 de mayo

Bryce Canyon ➡ Moab

La idea inicial para este día era levantarme bien temprano e ir a visitar dos parques. Capitol Reef y Goblin State Park para después hospedarme en Moab durante tres días. Con esa intención me levanté a las 6 de la mañana hasta que salí de la puerta del hotel y me encontré con la sorpresa de que estaba nevando en Bryce Canyon. Solo tardé dos minutos en cambiar mi planteamiento. No iba a desperdiciar la oportunidad de visitar el Bryce Canyon cubierto con un gran manto de nieve.

Como el día anterior, a las 8 de la mañana ya me encontraba haciendo fotos sin parar con mi Panasonic Lumix FZ-150. Esta vez empecé por  Sunrise Point  y fui bordeando por el Rim Trail hasta llegar a Sunset Point. Cada foto que sacaba me parecía de postal. No daba crédito pensando en la suerte que había tenido por la posibilidad de ver uno de mis parques soñados de dos modos tan distintos. La estaba gozando. Pero también sabía que el día iba a ser duro en cuanto a la conducción, ya que me tocaba hacer la tirada más larga de todo mi viaje, 5 horas al volante desde Bryce hasta Moab.

A las 12:00 del mediodía decidí abandonar con cierta nostalgia Bryce Canyon.  Una breve paradita en el hotel para aprovechar el Wifi y llamar a mi encantadora mujer Iosune. Otra paradita de nuevo para comer en el Foster´s Family Steak House; esta vez pollo y tarta de manzana, y después ya directo a Moab, con una única parada para repostar gasolina.

Alrededor de las 19:00 horas ya estaba llegando a Moab hasta que vi la señal de “Arches National Park”, el parque que tenía planeado visitar al día siguiente. No pude resistir a la tentación y me desvié para dar un breve paseo por el inicio del parque. Estuve una horita caminando por Park Avenue, entre unas enormes paredes imponentes. Las fotos no hacen justicia a lo insignificante que te sientes delante de estas moles rocosas. Realmente espectacular. Sobre las 21:00 horas de la noche, por fin llegue al Hotel Adventure Inn Moab.

parques nacionales de la Costa Oeste de EEUU - BRYCE CANYON

2 de mayo

Moab ➡ Arches National Park ➡ Moab

Arches National Park contiene la mayor concentración mundial de arcos de piedra natural, y conviene saber antes de entrar cuál de ellos te interesa visitar. Una vez más y gracias al blog de Delfi, llevé anotados los más importantes y encima sabía que arcos me convenían visitar por la mañana, y al atardecer. Más que nada para fotografiarlos con la luz adecuada.

La primera parada fue otra vez Park Avenue. Llegué al aparcamiento a las 8 de la mañana. Había estado el día anterior, pero las fotos eran más claras y nítidas a esa hora de la mañana. Después de un rato, cogí el coche para desplazarme al parking más alejado del parque y así poder coger el sendero que me llevaría directo al arco natural más grande del mundo, el Landscape Arch.

Empecé a caminar desde el aparcamiento a las 09:25 y a las 09:45 ya estaba fotografiando Landscape Arch.  Me encantó el entorno en el que se encontraba y estuve merodeando por allí hasta las 11:30. El siguiente arco que tenía apuntado se encontraba a otros 20 minutos caminando, el Double O Arch.  Muy bonito también. Al poco rato de estar allí, llegaron una veintena de niños para hacer pic-nic debajo del arco.

Desde aquí, vuelta otra vez al coche en 40 minutos, ya que no pensaba visitar más arcos en esta sección del parque. Siguiente parada Garden of Eden. Aquí no visité ningún arco pero me llamó la atención los pedazos pináculos que estaban escalando algunos escaladores.

A las 13:45 llegué a la zona denominada The Windows Section. Aquí ya sí que visité varios arcos muy chulos. North & South Windows, Turret Arch, Double Arch.  Alrededor de las 16:30, decidí que ya era hora para dirigirme al arco más famoso de todos, el Delicate Arch, el arco que sale en todas las matrículas de Utah.

Sobre las 17:00 aparqué el coche en Wolfe Ranch, el aparcamiento donde comenzaba el sendero. Y una horita después ya me encontraba sentado tranquilamente en un enclave maravilloso, observando a los muchos turistas que hacían cola para sacarse la fotito debajo de Delicate Arch.  No me apetecía quedarme hasta el atardecer y a las 19:00 horas de la tarde decidí tirar para abajo.

Ya en el pueblo de Moab cené en un restaurante que os voy a recomendar. “Zax Pizza & Family Restaurant”. Bufé de pizzas con las tres B. Bueno, bonito y barato. Un local muy animado que os ofrece la posibilidad de pedir la pizza de vuestros sueños si no la veis antes en el mostrador.

parques nacionales de la Costa Oeste de EEUU - ARCHES PARK

3 de mayo

Moab ➡ Dead Horse Point ➡ Canyonlands ➡ Arches

Para el día de hoy tenía bastantes cosas para ver, pero la mayoría eran miradores, así que sin tener que madrugar mucho desayuné a las 08:00 y a continuación partí hacia Dead Horse Point State Park. En 50 minutos ya me encontraba pagando los 10$ que costaba la entrada del parque.

En este parque tan solo visité dos miradores. Dead Horse Point, donde Tom Cruise grabó la espectacular escena de escalada en Mission Impossible 2  y otro mirador que fue escenario de la última escena de Thelma & Louise cuando se lanzan al vacío huyendo de la justicia.

A las 11:30 salí hacia Canyonlands, concretamente hacia  la sección Island in the Sky. Aquí sí que tenía varios miradores donde elegir. La primera parada fue en el mirador del Visitor Center. La segunda parada en Shafer Canyon Overlook. Desde aquí observaba a los valientes que se atrevían a circular por el Shafer Trail Road. La tercera me llevó más tiempo, el mirador Mesa Arch. Para el día siguiente tenía pensado madrugar para ver el amanecer en Mesa Arch, así que aproveche el momento para explorar la zona, y hacer el sendero que al día siguiente tendría que hacer a oscuras y con linterna.

Cuando llegué a Mesa Arch, estuve hablando con un fotógrafo británico que estaba preparando un Time Lapse. Todo el preparativo que conllevaba su montaje ya de por sí ocupaba una gran parte del sitio que yo necesitaba para mi trípode. Pero bueno, hice buenas migas con él y me dijo que me reservaría un buen sitio para mí también. Me informó sobre la hora que debía llegar para captar la salida del sol y continué con mi visita en Island in the Sky.

Los siguientes miradores en los que me detuve fueron Green River Overlook, Buck Canyon Overlook y Grand View Overlook para terminar. A las 16:15 pm di por finalizado la visita a Island in the Sky.

Como aún me quedaba tarde para disfrutar, decidí volver a Arches National Park, ya que se me quedó pendiente ver un atardecer en este precioso parque. Después de unos días en EEUU, ya me apetecía hacer un poco de deporte, y como soy un gran aficionado al running decidí volver a Delicate Arch, pero esta vez corriendo. Tardé 15 minutos y 44 segundos desde Wolfe Ranch hasta tocar mis manos el Delicate Arch.

Y ya para rematar el día aún tuve tiempo de bajar corriendo y captar unas imágenes preciosas del atardecer desde Balanced Rock, otra de las rocas que me quedó pendiente del día anterior. A las 20:15 ya casi era de noche y me retiré temprano al Hotel Adventure Inn Moab. Cené otra vez en el “Zax Pizza”,  mientras veía el partido de la NBA Houston Rockets-Utah Jazz.

parques nacionales de la Costa Oeste de EEUU - ARCHES PARK

4 de mayo

Mesa Arch ➡ Fisher Towers ➡ Monument Valley

Después de una semanita en territorio americano, tocaba pegarse el segundo madrugón. Esta vez puse el despertador a las 04:15 am. Cogí sin falta la linterna, dos piezas de fruta y unas almendras y salí pitando hacia Mesa Arch en el parque nacional de Canyonlands. El fotógrafo me dijo que el sol saldría sobre las 06:10am y yo por si acaso ya estaba allí para las 05:30. Cuando llegué solo había unos 5 fotógrafos pero al poco rato ya había una veintena de personas más. Mereció la pena el madrugón, porque estaba en un sitio privilegiado. Personas que llegaron solo un poquitín más tarde, tenían que conformarse con una posición más retirada.

El mágico momento llegó exactamente a las 06:27am. Pocas veces habré visto algo tan especial y tan precioso. ¡¡Hay que vivirlo!! ¡¡El instante dura unos pocos segundos pero que momentos!! Una vez que tienes la foto que buscas de la salida del sol,  empiezas a moverte y a buscar nuevos ángulos que capten el color anaranjado que va tomando Mesa Arch con los destellos del sol.

A las 07:00am salí hacia el Hotel Adventure Inn Moab. Tenía hasta las 10:00am para desayunar y coger fuerzas para lo que venía. Antes de partir hacia Monument Valley, decidí visitar unas paredes rocosas muy afiladas llamadas Fisher Towers que se encontraban a 40 minutos de Moab. Para visitar este lugar no había que pagar nada.

Dejé el coche en un aparcamiento de tierra habilitado, y cogí el sendero que marcaba “Scenic Overlook 2.2miles”. Mereció la pena la caminata de una hora y veinte minutos que tardé desde el aparcamiento hasta la señal “Trail Ends”. A mí que me gusta la montaña, disfruté mucho del paseo entre estas paredes de aguja. Encima la caminata era muy agradable, ya que no tenía apenas pendiente.

Después de comer frutos secos, una barrita energética y una manzana en Fisher Towers, cogí el coche y a las 13:30 ya estaba de camino hacia Monument Valley, uno de los sitios que más ilusión me hacía de todo el viaje. Siempre soñé con estar donde se grabaron películas tan míticas como Forrest Gump, Thelma & Louise, Regreso al futuro III o Centauros del Desierto entre otros.

Después de 4 horas de conducción desde Fisher Towers, al fin llegué a mi destino. El “The View Hotel en Monument Valley. Ya que pensaba hacer una sola noche, me di el capricho de reservar una cabaña con vistas al valle y así poder ver el atardecer y el amanecer desde el balcón de mi alojamiento.

parques nacionales de la Costa Oeste de EEUU - MONUMENT VALLEY

5 de mayo

Monument Valley ➡ Bluff

Aunque tenía toda la jornada para visitar Monument Valley, me desperté bien temprano para ver la salida del sol. 06:26 am exactamente. Después de disfrutar de otro gran momento que quedará grabado en mi retina, me fui a desayunar al buffet libre del The View Hotel, sin duda el mejor y más completo desayuno de todo el viaje.

A las 10:00 de la mañana me puse en marcha para adentrarme con mi Nissan Rogue por la pista de tierra llamada “Valley Drive”, un camino muy polvoriento y bacheado de 17 millas que serpentea por las formaciones rocosas más hermosas de Monument Valley. Hay una docena de miradores durante este recorrido. Fui parando en todas y cada una de ellas.

En el mirador John Ford Point por ejemplo, incluso tuve la oportunidad de montar a caballo. Aunque fuera tan solo para sacarme la fotito, por un momento me sentí inmerso en una peli del oeste. Entre fotos y vídeos tardé 4 horas en realizar el circuito “Valley Drive”. La mejor luz para contemplar el paisaje es la de primera hora de la mañana y última de la tarde.

Yo pensaba ir  a John Ford Point en varios momentos, pero como aún eran solo las 14:00 horas de la tarde, me propuse hacer algo hasta el atardecer. Primero fui de nuevo al Hotel The View a reponer fuerzas. Un sándwich mixto con una cerveza y un heladito en la terraza del hotel me vino de perlas. Después llamadita a casa para informar que Xabier estaba bien y a continuación una caminata para variar de 3,2 millas llamada Wildcat Nature Trail. Una vuelta circular muy agradable prácticamente llana, donde se bordea el West Mitten Butte.

Se trata de un sendero muy recomendable, solo si tienes tiempo de sobra. Mi consejo aquí es llevar dos litros de agua por lo menos. Aunque la caminata no sea muy larga, vas todo el rato a pleno sol y a la hora que partí yo, o sea a las 15:30 horas, el astro rey pega de lo lindo.

Alrededor de las 19:30 horas volví otra vez a John Ford Point. Sobre gustos no hay nada escrito, pero me quedo con la luz del atardecer. Realmente precioso. Y ya para rematar el día me fui con el coche al punto donde Forrest Gump dejó de correr en la película. Llegué justito de hora. A las 20:21 horas estaba ya bastante oscuro pero di por buena la toma.

Tenía la reserva del hotel a una hora de Monument Valley, concretamente en la población de Bluff. A las 21:15 horas ya estaba en la habitación del “Desert Rose Inn”. El alojamiento no es barato precisamente, pero sí bastante más que el “The View”, y como todavía quería dedicarle un día más a la zona pues no me importó demasiado.

parques nacionales de la Costa Oeste de EEUU - MONUMENT VALLEY

6 de mayo

Bluff ➡ Valley of the Gods ➡ Goosenecks ➡ Page

Como el día anterior me acosté bien tempranito, no me importó madrugar una vez más para ver salir el sol desde Forrest Gump Point. Ya para las 06:30am me encontraba en mitad de la carretera sacando fotos. Dicho así parece una irresponsabilidad pero os aseguro que a esa hora de la mañana no había nada de circulación. Estuve súper tranquilo durante 1 hora allí. Aconsejo ir a primera hora de la mañana para inmortalizar este icónico lugar sin agobios.

Como en el “Desert Rose Inn” de Bluff no tenía el desayuno incluido, volví otra vez al “The View” para volver a ponerme las botas con el buffet por 15,70$. Después del desayuno, marché hacia Valley of the Gods, un pequeño Monument Valley pero ¡sin gente! Desde las 12:15am hasta las 15:15 horas que estuve en este valle, sólo me crucé con 5 bicicletas y una docena de coches. Un auténtico lujo. Encima no hay que pagar nada para entrar en este circuito que discurre entre formaciones parecidas a las de Monument Valley, con piedras increíbles y espacios infinitos. Muy recomendable la verdad. Y por cierto, esta carretera está en bastantes mejores condiciones que el de Monument Valley.

Después me fui a ver Goosenecks State Park. Vale la pena darse un rodeo para visitarlo. Por tan solo 5$ disfruté de un mirador sensacional sobre los meandros del río San Juan, en un paisaje negro y pelado.

Sobre las 17:00 horas, partí hacia la población de Page. Pasando de nuevo por Forrest Gump Point y Monument Valley, dos lugares que me han encantado y quedarán como un gran recuerdo. Alrededor de las 19:00 horas llegué al “Hotel Knights Inn Lake Powell”, en Page. En esta población tenía anotado la hamburguesería “Slackers”, como una de las mejores hamburguesas de la Costa Oeste. Salí del hotel con la intención de zamparme una allí, pero era domingo y estaba cerrado, así que terminé el día cenando en un Pizza Hut  que se encontraba a muy pocos metros del Slackers.

parques nacionales de la Costa Oeste de EEUU - VALLEY OF THE GODS

7 de mayo

Page ➡ 1er sorteo “The Wave” ➡ Antelope Canyon ➡ Kanab

Para este día tenía reservada desde hacía 6 meses la entrada a Upper Antelope Canyon. Siguiendo las recomendaciones de Delfi, reservé la visita que transcurre entre las 11:30 y 14h, que es la franja horaria donde el cañón recibe más luz y la piedra adquiere un extraordinario matiz anaranjado. Toda la magia de este lugar depende de la luz.

Como la hora fijada para empezar la visita era a las 11 am en las oficinas de Antelope Canyon Tours, me levanté a las 06:00 am para aprovechar la mañana y acudir a un sorteo que se celebra todos los días en la población de Kanab, para poder visitar otra maravilla de la naturaleza denominada “The Wave”.

Solo 20 personas al día pueden visitar “la ola”.  Diez permisos se sortean tres meses antes on-line y como no tuve suerte en ese primer sorteo desde casa, quise probar suerte con los otros 10 permisos diarios que sortean de lunes a viernes a las 09:00 am en Kanab. Salí a las 06:30am desde Page hacia Kanab. Llegué a las 07:30 am hora Page, Arizona. Pero el sorteo se realiza en Kanab, Utah. Así que donde estaba en ese momento eran en realidad las 08:30 am. Tiempo más que suficiente para localizar en la entrada de Kanab el centro de visitantes donde se realiza el sorteo.

El centro se encuentra a la derecha de la carretera viniendo desde Page. Un poco antes de entrar en la población de Kanab hay un cartel de Wendy´s  y una gasolinera de la cadena 7 Eleven. Pues el centro donde se realiza el sorteo se encuentra justo antes de la gasolinera, a unos 50metros. A las 08:40 am el Ranger del centro de visitantes nos hizo pasar de la recepción a una sala adjunta con un montón de sillas y nos dio a rellenar un simple formulario donde te piden nombre y apellidos, número de personas que desean visitar la ola (máximo 4), matrícula del coche, y por último tu nacionalidad.

Una vez que entregas el formulario, el Ranger espera hasta las 09:00am en punto, alza la voz diciendo ¿ya son las nueve verdad?, y con una sonrisa empieza a leer de uno en uno los nombres de los allí presentes. Según el orden que entregas el formulario te adjudica el número que te corresponde. A las 09:05 más o menos, empieza a cantar los números. Yo tenía adjudicado el número 10 de entre los 44 que estábamos allí. Muy cerca estuve de poder visitar la dichosa “ola”, pero la suerte me fue esquiva. Salieron los números 9 y 11. ¡¡¡ Casi !!! De los tres días que acudí al sorteo fue donde más cerca estuve.

Una vez salieron los números afortunados, salí del centro a las 09:15am otra vez de vuelta hacia Page, Arizona. Como ya he comentado anteriormente, en Page tenía la reserva para visitar Upper Antelope canyon a las 11:30 am. Un matrimonio polaco, una pareja de Israel, una británica y yo nos montamos a las 11:30 en un todoterreno de la compañía Antelope Canyon Tours rumbo a Upper Antelope Canyon, una de las maravillas más fotografiadas de los EEUU.

Ya estaba avisado pero me sorprendió la cantidad de vehículos que estaban aparcados justo en la entrada del Upper Antelope. Había un montonazo de turistas dentro del cañón, y aunque nuestro guía hacía lo posible para que nadie se colara en nuestras fotografías, la verdad es que al principio me agobié bastante. Después, cuando recogí mi trípode y decidí disfrutar del cañón sin el clic de la cámara, empecé a gozarla de verdad. Es una autentica pasada. Muy recomendable sobre todo a esa hora de la mañana, de 11:30 a 14:00, cuando las luces del sol caen verticalmente penetrando en el cañón.

A las 14:00 horas ya me encontraba de vuelta delante de las oficinas del Antelope Canyon Tours. Esta vez sí que pude probar la hamburguesa del “Slackers”. Realmente riquísima. Con un gran gusto a parrilla, como a mí me gusta. Ya por la tarde, sobre las 15:30 horas cogí mi Nissan Rogue y me dirigí de nuevo a la zona de Antelope, pero esta vez al Lower Antelope Canyon.

Esta parte del cañón no hace falta reservar desde casa, ya que no es tan concurrida. Pagas 20$, esperas a que se haga un grupito de unas 20 personas y enseguida se llega a las escaleras metálicas que permite descender hasta el fondo del cañón. Totalmente recomendable el Lower Antelope. Unas formaciones de ensueño, las paredes asombrosamente esculpidas que parecen telas ondeando al viento. Salí totalmente maravillado. Sobre las 19:00 horas volví otra vez a Kanab, Utah, donde pernoctaría durante dos días en el Hotel Aikens Lodge.

parques nacionales de la Costa Oeste de EEUU - ANTELOPE CANYON

8 de mayo

2º sorteo “The Wave” ➡ Coral Pink Sand Dunes ➡ White Pocket ➡ Kanab

Antes de ir por segundo día al sorteo de “The Wave” tocaba desayunar en la habitación, ya que el Hotel Aikens Lodge no tiene habilitado ningún comedor para desayunar. Delante de la recepción te ponen cuatro cositas y te lo tienes que llevar a tu habitación. No había mucho donde elegir; café, unos pedacitos de bizcocho y algo de fruta. El hotel más flojo con diferencia de todo el viaje.

Después de picar algo me fui directo al sorteo. Esta vez llegué a las 08:50 am, ya que sabía todo el procedimiento del día anterior. 62 personas se habían apuntado al sorteo y salí de nuevo con las manos vacías. Por suerte, alrededor de Kanab hay un montón de alternativas súper interesantes aparte de “la ola”.

Por la mañana me decanté por Coral Pink Sand Dunes, un pequeño parque con una sucesión de dunas anaranjadas a 20 millas de Kanab. El acceso cuesta 6$ por vehículo. Estuve alrededor de 2 horas en este mini desierto en el que tan solo me crucé con tres quads y otras tres personas solitarias como yo. De todos los lugares que he visitado en este viaje, Coral Pink Sand Dunes  ha sido el más prescindible.

Ya de vuelta en Kanab, y después de comer en un Mc Donalds un Big Mac con papas y Coca-Cola, preparé la mochila para hacer la segunda excursión del día, White Pocket. Salí a las 16:00pm desde Kanab. Después de 40 minutos de conducción por carretera, el mapa que cogí del Hotel Aikens Lodge me indicaba que debía de coger un camino de tierra llamado House Valley Rock Road. Una hora de conducción sobre una pista de gravilla que no se encontraba en mal estado, pero tampoco podía acelerar demasiado por los baches y por las vacas que andaban sueltas por allí.

Después de 20,3 millas por el camino de gravilla se tuerce a la izquierda entrando en la pista 1017. Desde aquí son 15 minutos por otro camino más de tierra con baches un poco más profundos. Después de una hora y cuarto de dejar la carretera asfaltada y cuando ya crees que la pista no puede empeorar más, te ves inmerso en un tramo de arena que me hizo sentir como si estuviera conduciendo en el mismísimo Dakar. Una vez que entras en la pista 1087 y 1086 ya puedes conducir con decisión porque si no tienes el riesgo de quedarte clavado en la arena.

El uso de un vehículo 4×4 se hace imprescindible si quieres visitar White Pocket.  Aun así, tengo que admitir que la media hora de conducción por la pista 1087 y 1086, ha sido la más emocionante y divertida al volante de toda mi vida. Casi dos horas y media después de salir del hotel, por fin llegué a White Pocket.

Este lugar sí que mereció la pena. A poco que empiezas a caminar  te ves inmerso en un decorado lunar que te cautiva desde el primer momento, como si estuvieras en otro planeta. Había mucho silencio en el lugar. Tan solo me encontré con cuatro personas. Dos de ellos charlaban y descansaban debajo de una gran roca blanca, buscando un poquito de sombra, y los otros dos se iban moviendo con sus trípodes de un lado a otro, como yo, intentando sacar todo el partido fotográfico posible.

Sobre las 20:00 horas el sol empezó a esconderse y yo todavía tenía ganas de mucho más. Es entonces cuando me arrepentí por no haber llegado antes. En vez de salir de Kanab a las 16:00, debía de haber salido a las 14:00 para tener más tiempo. Pero en un viaje como este, con tantos días y tantos sitios que visitar, es difícil acertar con todo.

Salí de White Pocket a las 20:15 horas, ya que a las 9 pm sería noche cerrada y no era nada recomendable ir totalmente a oscuras por el tramo de carretera 1086 y 1087. Una vez llegué a House Valley Rock Road ya me tranquilicé del todo. Todavía me quedaba una hora y 40 minutos hasta mi Hotel Aikens Lodge en Kanab, pero el peor tramo de carretera ya había quedado atrás.

parques nacionales de la Costa Oeste de EEUU - WHITE POCKET

9 de mayo

3er sorteo “The Wave” ➡ Wahweap Hoodoos ➡ Page

Quedaba el último cartucho para poder visitar “la ola”. Es una pena que después de semejante paliza con las horas de vuelo, después de preparar tan concienzudamente el viaje, no pueda tener el derecho de apreciar, observar una maravilla que se encuentra en plena naturaleza. Pero también entiendo que esta maravilla hay que conservarla, así que acepté con mucha resignación, eso sí, que a la tercera tampoco fuera la vencida. A este tercer sorteo se apuntaron 80 personas.

Pensaba tomarme el día con mucha calma. Solo tenía previsto realizar la excursión a Wahweap Hoodoos, por lo que dediqué la mañana a pasear por Kanab y a hacer un poco de shopping por las tiendas de souvenirs y de ropa. Después de comer y preparar la mochila con algo de fruta y 3 litros de agua, me fui a ver otra maravilla llamada Wahweap Hoodoos, en Utah.

A diferencia de la carretera que daba acceso a White Pocket, el camino a Wahweap era muchísimo mejor y bastante más corto. De todas formas, veo necesario realizarlo con un vehículo 4×4. Yendo por la carretera Hwy89 dirección Page, se sale a la izquierda a la altura de Big Water a la calle Ethan Allen Road. Continuar por Ethan Allen hasta el siguiente cruce de tierra a la izquierda llamada Fish Hatchery Road. Siguiendo esta carretera de gravilla, en 10 minutos se llega al Parking de tierra habilitado. Desde el Parking hasta Wahweap Hoodoos, se tarda 1 hora y 10 minutos caminando sin pausa. Yo apenas paré, tan solo a echar un par de tragos de agua.

He de añadir que Wahweap Hoodoos fue el único lugar en el que no me crucé con nadie. Estuve totalmente solo toda la tarde. Una auténtica gozada. Estar solo en el más absoluto silencio y en ese entorno tan fantasmagórico me encantó. Estuve alrededor de dos horas, tiempo más que suficiente para explorar la zona. Sobre las 19:00 horas de la tarde emprendí el camino de vuelta al coche. Ya desde el parking, me dirigí como dos días antes al Hotel Knights Inn Lake Powell, en la población de Page, Arizona.

parques nacionales de la Costa Oeste de EEUU - WAHWEAP HOODOOS

10 de mayo

Page ➡ Lake Powell ➡ Horseshoe Bend ➡ Page

Después de unos días sin tener que madrugar, llegaban días que tendría que levantarme bien temprano. Este día era uno de ellos, ya que tenía reservado desde casa una excursión en barco por el lago Powell y la salida era a las 07:00 am de la mañana. Contraté la excursión que te lleva hasta Rainbow Bridge, de unas 7 horas de duración ida y vuelta, con la compañía Lake Powell Resorts & Marinas. El coste fue de 109,21€.

En 15 minutos más o menos se llega desde Page hasta el puerto deportivo Wahweap Marina, que es donde se coge el barco para hacer la excursión. Por cierto, hay que pagar también la entrada al puerto deportivo, a no ser que tengas el Anual Pass y te evites rascarte el bolsillo, como fue mi caso. Aunque la excursión pueda parecer bastante cara, merece muchísimo la pena. En realidad, es el mejor sistema para descubrir el lago Powell y sus innumerables curiosidades: puentes naturales, paredes esculpidas, gargantas y despeñaderos, playas de arena increíblemente fina. Muchos atractivos como para dejar pasar por alto.

Es una pasada la dimensión que adquiere el puente Rainbow Bridge cuando estás frente a ella. Un enorme arco de piedra de 83 m de alto y un lugar sagrado para los indios navajo, cargado de leyendas y espiritualidad. Se encuentra situado al fondo de un maravilloso cañón, a 80 km al este del puerto deportivo de Wahweap Marina. Tras desembarcar, hay que andar unos 15 minutos para llegar hasta el arco. Tienes la sensación de caminar en un decorado de una película de Indiana Jones.

Ya de vuelta a Wahweap Marina, dediqué la tarde a explorar los alrededores del lago Powell. Estuve en un par de miradores que hay entre el puerto y el embalse Glen Dam. Estuve también en Lone Rock, un peñasco colosal aislado en medio del agua y di un pequeño paseo en su enorme y agradable playa. Para rematar el día, fui a ver el atardecer a Horseshoe Bend, un punto panorámico gratuito y espectacular, desde donde se domina uno de los meandros del río Colorado. Realmente es una vista que no se puede perder en un viaje por la Costa Oeste de EEUU.

Se accede en coche desde Page por la carretera US 89S, en dirección Flagstaff. En 5 o 10 minutos tuve el desvío a la derecha. Desde el aparcamiento anduve 15 minutos. Los fotógrafos tendrán mejor luz por la mañana, pero no antes de las 06:00 am (abril-mayo), ya que más temprano, está todavía en penumbra. Después de sacar unas fotos chulísimas del atardecer en Horseshoe Bend, me fui a cenar y a saborear por última vez la jugosa hamburgesa con sabor a parrilla del “Slackers”.

parques nacionales de la Costa Oeste de EEUU - LAKE POWELL

11 de mayo

Page ➡ Horseshoe Bend ➡ Gran Cañón ➡ Williams

Madrugué aún más este día, pues quería hacer muchas cosas y no sabía cómo iba a andar de tiempo. Para empezar, puse el despertador a las 05:00 am para volver a Horseshoe Bend  y ver la salida del sol que se iba a producir a las 06:09 am. Después de estar alrededor de una hora y despedirme de este fantástico mirador, me fui a desayunar al Hotel Knights Inn Lake Powell. Fue en el desayuno cuando me crucé con el único turista vasco de todo el viaje. La chica era de Rentería y viajaba con una amiga de Gran Canaria que había conocido un año antes en un viaje a Islandia.

Después de intercambiar opiniones con las dos viajeras, mi siguiente destino era el Gran Cañón del Colorado, en Arizona. Mi mujer Iosune me regaló por navidades un vuelo en helicóptero de 50 minutos  para sobrevolar la ribera sur y ribera norte del Gran Cañón. La reserva era a las 16:00 horas de la tarde, pero de camino al Gran Cañón, quería ir parando en varios miradores que llevaba anotados en mi cuadernillo. Cuando ya llevaba hora y cuarto conduciendo desde Page hasta Cameron, tomé el desvío a la derecha para incorporarme a la carretera Desert View Drive, que era la carretera desde donde entraría al Gran Cañón.

Empecé a sacar las primeras fotos del cañón desde el mirador de Little Colorado River, para seguir hasta Desert view point, Navajo point, Lipan point, Moran point, y por último Grandview point. Aparte de la belleza y la majestuosidad del Gran Cañón, me llamó mucho la atención la fuerza y la violencia con el que soplaba el viento en los miradores. Tanto que incluso vi cómo dos turistas se desplomaban al suelo incapaces de mantenerse en pie.

Una vez pasados todos los miradores que tenía programados para este día, ya me adentré en el Grand Canyon Village. Eran las 14:00 horas, tiempo suficiente para comer algo y dirigirme a Tusayan, el pueblo donde se encontraba el aeropuerto desde donde parten las excursiones para sobrevolar el Gran Cañón. Apenas se tardan 10 minutos en coche desde Grand Canyon Village hasta Tusayan.

Cuando llegué al mostrador del aeropuerto a las 15:30 horas, mi sorpresa fue cuando la chica que me atendió me dijo que todos los vuelos programados habían sido cancelados a causa del fuerte viento. No me apuré demasiado porque iba a pasar 4 noches en la zona del Gran Cañón y sabía que en casos así se suelen reprogramar los vuelos para otro día. Efectivamente, la chica me dijo que al día siguiente las condiciones mejoraban ostensiblemente y reservé mi vuelo para la última hora de la tarde, que era a las 17:00pm.

Me parece súper importante para casos así, cuando tengamos que reservar alguna excursión o un vuelo en helicóptero como en mi caso, hacerlo el primer día y así poder tener cierto margen para modificar fechas por posibles contratiempos que puedan surgir.

Como no pude realizar el vuelo esa tarde, me dirigí al hotel donde iba a dormir los siguientes 4 días; el Motel 6 de Williams. A una hora en coche del Gran Cañón, es un pueblo muy auténtico, lleno de moteles, restaurantes y bares que recuerdan el estilo de los años 50.

Parece un parque temático dirigido a los turistas y fans de la Ruta 66, con locales colores pastel, asientos de cuero y dispensadores de refrescos.  Me tomé una Banana Split en el Twisters, un viejo “diner” de la ruta 66, con una decoración que me hizo sentir como si estuviera en realidad en los años cincuenta. Para rematar el día, me fui a cenar a otro clásico de Williams, el Rod´s Steakhouse. Los neones que iluminan la vaca de su famoso logo llevan encendidos desde 1946, la época dorada de la Ruta 66. Cené un delicioso revuelto de gambas y carne de vacuno de excelente calidad.

parques nacionales de la Costa Oeste de EEUU - HORSE HOE BEND

12 de mayo

Williams ➡ El Gran Cañón ➡ Williams

Vuelta a madrugar. Eran las 4:00 am y sonó el despertador como un martillo, pero quería ver la salida del sol en el Gran Cañón y como me encontraba en Williams, que está a una hora del parque, tocaba levantarse bien temprano para no perdérselo.

Tenía apuntado el mirador Yaki Point como uno de los mejores miradores para ver el amanecer, pero da la casualidad que estaban de obras por esa zona. Ya no tenía mucho tiempo para reaccionar, decidí quedarme cerca para contemplar la salida del sol a las 5:34 am, concretamente en Pipe Creek vista.

Ya a las 6:00 am me fui a desayunar al buffet libre que servían en un hotel cuyo nombre no recuerdo del Grand Canyon Village. Para el día de hoy, tenía apuntados un montón de miradores a visitar, más el vuelo en helicóptero de la tarde. Así que sin perder tiempo, me puse en marcha con el planing.

Lo primero que hice fue aparcar el coche cerca de Hermits Rest Transfer, porque a los primeros miradores que pensaba acudir no permitían el uso de vehículo propio. Cogí el autobús o “shuttle” lo llaman allí, de la línea roja Hermits Rest Route y me fui parando en todas las paradas donde hacían stop, Trailview Overlook, Maricopa point, Powell point, Hopi point, Mohave point, The Abyss, Pima point y Hermits Rest.  No sabría quedarme con uno, pues todos ellos me parecieron grandiosos. Una vez realizado la vuelta completa en autobús, volví a coger mi Nissan Rogue para terminar de visitar los miradores que me quedaban pendientes: Mather point y Yavapai point.

7 horas me llevó visitar todos los miradores mencionados. Desde las 08:00 am hasta las 15:00 horas. El vuelo en helicóptero era a las 17:00 horas, así que andaba muy bien de tiempo. Había madrugado mucho, de acuerdo, pero en un viaje como este tienes que exprimir al máximo los días, porque nunca sabes si vas a poder volver.

En la reserva ponía que había que acudir media hora antes del vuelo, así que como soy muy puntual en el día a día, no iba serlo menos en un día tan importante. Encima era un regalo de Iosune, así que para las 16:15 horas ya estaba delante del mostrador de reserva. Así como yo, los demás tripulantes también fueron muy puntuales y para las 16:45 horas ya estábamos volando sobre el Gran Cañón. Encima tuve la gran suerte de poder montar al lado del piloto.

Fueron 50 minutos maravillosos. El momento álgido llegó cuando el piloto nos puso Richard Strauss con la BSO de 2001: A Space Odyssey, justo cuando nos asomamos por primera vez al borde sur del Gran Cañón. Se me pusieron los pelos de punta, de verdad. Las vistas desde allí eran realmente espectaculares. Fue una experiencia bestial y un detalle de mi mujer que jamás olvidaré. Una vez terminado el vuelo volví otra vez a Williams a cenar como el día anterior en el Rod´s Steakhouse.

parques nacionales de la Costa Oeste de EEUU - EL GRAN CAÑON

13 de mayo

Williams ➡ Sedona ➡ Williams

Después de visitar tantos miradores del Gran Cañón en el día de ayer, para hoy me apetecía hacer algo diferente. Y tengo que agradecer la recomendación  que me hizo Delfi Sánchez para visitar encarecidamente la población de Sedona. La verdad es que me gustó tanto Sedona que si lo hubiera sabido le dedicaría dos días completos a esta zona de Arizona. Me pareció una población súper interesante que ofrece numerosas posibilidades para realizar fantásticas excursiones a pie, a caballo o en bici.

Después de estudiar en casa por internet todas las posibilidades que ofrecía Sedona, me decanté por visitar Airport Overlook, Devils Bridge, Chicken point, Submarine Rock, Cathedral Rock, Courthouse y para terminar Bell Rock. Intenté también montar en globo pero todo el cupo estaba lleno para los siguientes cinco días.

Para las 7:00 am ya me encontraba en Sedona, pero como el Visitor Center no abría hasta las 08:30 am, me fui directo al aeropuerto, desde donde podría apreciar una panorámica general de Sedona. Desde Airport Overlook tenía una vista sensacional de Coffee Pot Rock y Thunder Mountain. A las 08:30 am estaba en el Visitor Center. Ya sabía los sitios que tenía que visitar, pero para poder visitar los puntos que más me interesaban antes debía de comprar el ticket de 24 horas que necesitaba para aparcar en los Parking de cada zona. La sorpresa fue cuando me dijeron que con el Anual Pass me libraba de sacar los dólares de la cartera.

Aproveché para coger unos folletos y unos mapas muy chulos de Sedona y me dirigí a hacer la primera excursión del día: Devils Bridge. Recomiendo dejar el coche nada más dejar la carretera asfaltada Dry Creek Road. La pista está en muy mal estado, bastante más que el de Monument Valley, que ya es decir.  Empecé la caminata a las 09:20 am y para las 09:50 am ya estaba sacando fotos del Devils Bridge.  No tenía información de cuando era el mejor momento para fotografiarlo, pero de alguna manera había que organizar el día y me quedé contento con la luz que tenía en ese momento.

Estuve media hora en Devils Bridge y a continuación volví al coche para hacer la segunda visita de la mañana, el Chicken Point.  Aparqué el coche en la célebre iglesia “Chapel of the Holy Cross”.  Saqué unas panorámicas de Sedona desde allí y enseguida empecé con la pequeña caminata llamada “Chapel Trail”, que enseguida enlaza con el sendero “Little Horse Trail”. En media hora se llega desde Chapel of the Holy Cross hasta Chicken Point.

Una vez que llegas y disfrutas del entorno que rodea Chicken Point, no pude resistir a la tentación de caminar un poquitín más y llegar a una roca llamada Submarine Rock, desde donde se obtienen mejores panorámicas aún. Desde Chicken Point  hasta Submarine Rock solo se tardan unos 15 minutos, así que mereció mucho la pena seguir hasta allí.

A las 14:45 horas ya estaba de vuelta otra vez en Chapel of the Holy Cross. Comí algo de fruta y unos frutos secos y a continuación seguí con mi plan de visitas. Esta vez le tocaba el turno a Cathedral Rock. Para llegar hasta allí, había que acudir a “Red Rock Crossing & Crescent Moon Recreation Area”. Se llega tomando el “Upper Red Rock Loop Road”. Era domingo y había un montonazo de coches en el aparcamiento. Tuve que esperar unos veinte minutos hasta que se hiciera sitio. Había dos Rangers con “walkie talkies” dirigiendo el aparcamiento. En cuanto salía un coche, dejaban entrar a otro. Así sucesivamente.

Estuve alrededor de una hora en Cathedral Rock. Desde las 16:00 horas hasta las 17:00 horas. Había muchísima gente en los alrededores. Algunos bañándose en el río, otros jugando al beisbol, familias haciendo barbacoas. Daban ganas de quedarse más tiempo y disfrutar de la tarde americana, pero me conformé con darme un chapuzón en el río y seguir con mi hoja de ruta antes de que se hiciera de noche.

Con la hora que era ya me conformaba con dar un breve paseo alrededor de dos moles rocosas llamadas Bell Rock & Courthouse. Si hubiera tenido más tiempo me hubiera gustado ascender a la cima de Bell Rock pero esta vez no pudo ser. Ya sobre las 19:15 horas el sol empezó a esconderse y me conformé con apreciar al ras del suelo uno de los vórtices más conocidos de la región. Esta vez cené en un McDonalds de Sedona para volver sobre las 22:00 horas al Motel 6 de Williams.

parques nacionales de la Costa Oeste de EEUU - SEDONA

14 de mayo

Williams ➡ Gran Cañón ➡ Williams

Después de un día de paréntesis sin ver el Gran Cañón, me desperté a las 4:00 am con muchas ganas de volver a ver un nuevo amanecer, esta vez desde Mather Point. Me gustó bastante más el amanecer desde este punto que el de Pipe Creek Vista. Fue sensacional. Lástima que tan solo durara unos pocos segundos. A continuación, fui a desayunar al mismo hotel que estuve dos días antes.

De nuevo un buffet súper completo al que no le faltaba de nada. Tenía que alimentarme muy bien, puesto que este día iba a ser el más exigente de todos en cuanto a físico se refiere. Después de haber visto casi todos los miradores del Gran Cañón, esta vez me apetecía verlo desde otra perspectiva diferente. Por eso la idea era descender hasta el fondo del cañón realizando la famosa caminata South Kaibab Trailhead.

El punto de partida del sendero está situado en South Kaibab Trailhead, un poco antes de Yaki Point.  Compré dos litros de agua y otras dos botellas de Aquarius para estar preparado para lo que venía. El camino es abrupto y muy exigente, ya que apenas hay sombra ni nada de agua hasta Phantom Ranch, el rancho que se encuentra al fondo del cañón. Son 22,4 kilómetros ida y vuelta.

Yo bajé y subí el mismo día. Tardé unas 3 horas bajando tranquilamente. Me paraba cada 25 minutos para echar un trago de agua y sacar fotos en los miradores o descansillos que había marcados en el camino; Ooh-Aah point, Cedar Ridge, Skeleton point, Tip Off… Así hasta llegar a Black Bridge, el puente colgante negro que se encuentra casi al final del trayecto. Aproveché este momento para darme un pequeño chapuzón en el río Colorado.

Después de refrescarme, 15 minutos más adelante se encontraba por fin el Phantom Ranch. Tomé la típica limonada que casi todos los que llegaban allí probaban y comí un sándwich y algo de fruta en el mismo rancho. Todavía tenía sin abrir las dos botellas de Aquarius, pues las tenía reservadas para el ascenso. Como ya había disfrutado del paisaje en la bajada, yo como buen deportista me marqué como objetivo a hacer el ascenso South Kaibab Trail sin apenas parar.

Y así, andando pero a un ritmo bastante rápido y parando tan solo para beber Aquarius, llegué hasta la cima del Gran Cañón en 2 horas y 13 minutos. Reconozco que hacer el South Kaibab Trailhead ida y vuelta el mismo día resulta muy duro para alguien que no esté acostumbrado a caminar tantas horas seguidas. En cuanto a mi experiencia, puedo asegurar que colmó todas mis expectativas. Me pareció una forma muy bonita de despedirme del Gran Cañón del Colorado.  Pero ahí no iba a terminar mi aventura por el Gran Cañón.

Estaba tomando algo en el Grand Canyon Village y leyendo mis anotaciones me di cuenta que todavía me había dejado un mirador sin visitar. Me acuerdo que este mirador me lo apunté leyendo una revista de viajes. Se llamaba Shoshone point, y se encontraba entre Yaki point  y Grandview point, en la carretera Desert View Drive. Un mirador sensacional, de las mejores que había visitado. Encima sin barandillas ni nada parecido. Tan solo me encontré con dos chicas  de Eslovenia y a la postre fue una de ellas quien me sacó la última foto en una de las grandes maravillas naturales del mundo. Ya de vuelta en Williams, no se me ocurría mejor forma de despedirme de la zona que cenando por tercera vez en el Rod´s Steakhouse.

parques nacionales de la Costa Oeste de EEUU - EL GRAN CAÑÓN

15 de mayo

Ruta 66 ➡ Hoover Dam ➡ Las Vegas

Penúltimo día de mi viaje por los parques de EEUU. Hoy iba a abandonar la población de Williams para dirigirme de vuelta a la ciudad de Las Vegas, el punto de partida donde empezó mi aventura. Pensaba ir parando en distintas localizaciones relacionadas con la antigua Ruta 66. Era el último día que iba a tener el coche de alquiler así que había que aprovecharlo.

Puse el despertador a las 4:00 am para empezar con las visitas bien temprano. La primera parada que pensaba realizar, que era Winslow, no estaba de camino a Las Vegas, sino a 90 minutos más al este de Williams. Pero me encapriché de este rincón de Arizona desde que mi mujer me regaló el libro “RUTA 66. Coches, Moteles y canciones de película”. De María Adell y Pau Llavador.

Winslow  es conocido por una famosa intersección donde se encuentra pintada en el suelo de la calzada, una enorme señal de la Ruta 66. Y claro, yo quería ver in situ el famoso letrero porque era un ahora o nunca. Llegué a Winslow  a las 5:45 am y no había nadie a esas horas de la mañana. Mucho mejor para sacar fotos, con total tranquilidad, sin nada de tráfico. Estuve media horita en el pueblo y volví de nuevo al Motel 6 de Williams, donde hice el Check Out y preparé la maleta para partir en dirección Stratosphere Hotel Las Vegas.

La siguiente parada en mi camino hacia Las Vegas era Seligman. Es muy recomendable desviarse de la I-40 y tomar el tramo paisajístico y en perfecto estado de la vieja Ruta 66 que une Kingman con Seligman. Más que un pueblo, Seligman es un parque temático dedicado íntegramente a mantener el espíritu de la Ruta 66 con la clara intención de atraer turistas de todo el mundo. Llegué sobre las 10:30 am de la mañana a esta extravagante y pintoresca localidad, que estuvo a punto de desaparecer y que fue rescatada gracias al empeño de sus habitantes.

Mi siguiente parada fue en Peach Spring, un tranquilo pueblecito de la Ruta 66 y que John Lasseter, de Pixar, se inspiró para realizar la película “Cars”. Aunque la trama de Cars está inspirada en las memorias de Angel Delgadillo y sus esfuerzos por rescatar a Seligman del olvido, la localidad a la que llega Rayo McQueen está modelada a imagen y semejanza de Peach Springs.

A continuación llegué a uno de los puntos que se ha convertido en parada obligatoria para los turistas. Me refiero a la antigua gasolinera de Hackberry, conocida ahora como Hackberry General Store. La gasolinera se cerró en 1978, pero en 1992, un artista decidió reabrir este lugar en el que junto a una tienda de souvenirs, se muestra lo que pretende ser un museo de la Ruta 66. Cuando llegué allí comprobé que más bien parece un cementerio de automóvil, pues la mayoría de los coches se encontraban en estado de desguace.

A las 13:45 horas ya me encontraba en Kingman, otro de los pueblos que eran parada obligatoria en la Ruta 66 y que está repleto de moteles y recomendables diners, como el “Mr. D´z Route 66”. Allí me zampé una deliciosa hamburguesa con patatas fritas y Coca-Cola. Después de la comida, desde las 16:00 horas hasta las 17:30, estuve visitando el Lago Mead y la presa Hoover, una de las obras de ingeniería más importantes del siglo XX. Actualmente la Presa Hoover suministra electricidad a los estados de Nevada, Arizona y el sur de California.

Después de visitar el Lago Mead y la Presa Hoover me dirigí directamente al Stratosphere Hotel Las Vegas. Antes de entregar el Nissan Rogue quería vaciar todo el equipaje en el hotel para luego andar libre de molestas cargas. Una vez vaciado el coche y repasar 2 o 3 veces que no me había dejado nada, sobre las 19:30 horas el GPS me llevó directo a la planta 7 del Hotel Mirage, el lugar donde tenía que entregar el coche de alquiler. Esperaba que alguien revisara si había dañado el coche, pero en recepción de Avis me dijeron que rellenara un formulario y echara las llaves del coche a un buzón que había en la misma planta 7. Así de simple.

Después de librarme del coche, volví al Stratosphere dando un agradable paseo entre las luces de neón que iluminaban la ciudad.

parques nacionales de la Costa Oeste de EEUU - RUTA 66

16 de mayo: Las Vegas

Las Vegas reúne todas contradicciones, todas las locuras del país: desmesura arquitectónica, despilfarro eléctrico, comida abundante a discreción, frenesí por ganar o por gastar, matrimonios relámpago… De ahí su apodo: Sin-City, o la “Ciudad del pecado”.

Tenía muy claro que en un día no iba a hacer milagros por la cantidad de posibilidades que ofrece una ciudad como Las Vegas. Es un inmenso parque de atracciones para adultos, así que me limité a ver las cuatro o cinco cosas que más me apetecía hacer.

Salí a la calle a las 9 de la mañana, lo cual ya era una novedad el no haber madrugado el último día. Fui caminando hasta el icono del Downtown, el “Golden Nugget”. Los adictos al juego lo consideran uno de los mejores casinos de la ciudad. Posee el record del mundo en cuanto a número de máquinas tragaperras, ingeniosamente alineadas sin ninguna extravagancia. La decoración y el acabado del edificio son casi perfectas. La menor huella de dedos en cobres y cristales se frota inmediatamente. Después de sacar unas cuantas fotos con disimulo a la zona del casino me fui a dar una vuelta por Fremont Street. Seguro que de noche es más espectacular con las luces y neones a pleno rendimiento, pero tenía que aprovechar el día como sea y me conformé con dar una vuelta por la inmensa bóveda mecánica de 416 metros de largo que cuenta con 12 millones de bombillas formando la pantalla gigante más grande del mundo.

Eran ya las 11:15 am y ya para esa hora estaba paseando bajo un sol de plomo. Volví de nuevo al Stratosphere Hotel Las Vegas y aproveché para darme un chapuzón en la piscina al aire libre que tenía en la azotea. La verdad es que se estaba de lujo. Después de tomar una cervecita en el bar de la piscina y comprobar que mi tripita ya empezaba a sacar ruidos extraños, me fui a comer al “Le Village Buffet” del Hotel París-Las Vegas. Bufé un poco más caro que los demás, pero desbordante de originalidad culinaria y muy popular. Quise probar tantas y tantas cosas que al final acabé llenísimo. Para bajar un poco la comida, salí a caminar por el famoso Las Vegas Boulevard, vulgarmente llamado el Strip, por el riesgo que se corría (y se sigue corriendo) de acabar en pelotas tras haberlo perdido todo en el juego.

Estuve dentro de algunos de los hoteles más carismáticos de Las Vegas. Bellagio, The Venetian, Caesars Palace… La recepción se encontraba perdida entre las máquinas tragaperras para incitar sin duda, a los clientes a gastarse un dinerillo incluso antes de haber dejado las maletas.

Después de ver el interior de estos 3 mastodónticos hoteles, sobre las 18:00 horas me dirigí hacia el High Roller, con 167 metros de altura, sin duda la noria más grande del mundo, superando a las famosísimas London Eye (133metros) y Singapore Flyer (165m). La duración de una vuelta completa en The High Roller es de 30 minutos. Durante este tiempo, además de disfrutar de la magnitud de Las Vegas, tienes barra libre para beber todo lo quieras o puedas. Sí sí, tal y como lo oyes. Yo solo bebí agua, pero los demás tripulantes bien que aprovecharon su media hora, ya que algunos hasta se atrevieron con ginebra a palo seco. Según a la hora que vayas al High Roller las tarifas varían, siendo la más cara los viajes realizados a partir de las 19:00 horas.

Una vez completada la vuelta entera en la noria me dirigí como en el primer día a la famosa señal “Welcome to Fabulous Las Vegas”. Tenía la foto de día y ahora tenía el capricho de fotografiarlo de noche. Daba igual a qué hora ir a la señal. Fuera a la hora que fuera siempre me la encontraba abarrotada de gente. Eran ya las 21:20 horas para cuando me quedé satisfecho con las fotos del letrero.

Volví a desandar el camino para ir entrando de nuevo en el Strip y sacar las últimas instantáneas de Las Vegas de noche. Antes de volver a mi hotel no me quise perder los fantásticos juegos de agua de las fuentes del Bellagio. Al final entre una foto y otra me dieron más de las 11 de la noche para cuando llegué al Stratosphere.  Estaba tan cansado ya de tanto andar por la ciudad, que ni aproveché para subirme al observatorio circular del hotel, ni probé las atracciones o montañas rusas que ofrecía el Stratosphere. Literalmente, caí rendido en el colchón de la habitación. El día se me hizo tan agotador como cuando bajé al fondo del Gran Cañón.

parques nacionales de la Costa Oeste de EEUU - LAS VEGAS

17 de mayo: Vuelta a casa

El vuelo de vuelta a casa era a las 11:12 am, así que tenía bastante tiempo para descansar y tomarme la mañana con total tranquilidad. El viaje ya no daba para más. Eran mis últimas horas como turista en EEUU por lo menos hasta el año que viene. Cinco veces he cruzado el charco y presiento que no va a ser la última ni mucho menos. Me encanta viajar a América y todavía me gustaría visitar los parques nacionales de Yosemite y Yellowstone. Ya veremos cómo se presenta el año 2019 en cuanto a gastos, pero estos dos parques de California y Wyoming son los grandes candidatos junto con México.

Si te ha gustado, compártelo
Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp
Email
recibe GRATIS
mi revista con las mejores rutas por la costa Oeste de Estados Unidos
Revista de Viajes Costa Oeste de Estados Unidos.
recibe GRATIS
mi revista con las mejores rutas por la costa Oeste de Estados Unidos
Revista de Viajes Costa Oeste de Estados Unidos.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

dime cuál es tu correo para que pueda enviarte este regalo

 La REVISTA de Viaje Costa Oeste EEUU contiene un montón de consejos y rutas diseñadas para aprovechar cada jornada de tu road trip.

Revista de Viajes Costa Oeste de Estados Unidos.